El importante documento que olvidó la MUD

Tras generar una altísima expectativa en la población, la oposición venezolana salió derrotada de la que fue la última elección presidencial de Hugo Chávez. Posteriormente, la alianza designó un equipo altamente calificado para realizar un diagnóstico exhaustivo de la situación, sugiriera correctivos y aportara una estrategia más efectiva. La Unidad estaba convencida de que había avanzado mucho en su propósito por reemplazar electoralmente al chavismo, pero también sabía que no eran pocos los errores cometidos desde su fundación en 2008. La MUD operaba únicamente como plataforma electoral de un grupo de partidos que perseguían el poder sin advertir el sistema autoritario que se enquistaba en el aparato estatal y en las bases de la sociedad.

Con gran espíritu autocrítico la Comisión de Estrategia de la coalición redactó un Informe final (28/12/2012), mejor conocido como Informe Hospedales: lúcido documento del que se habló muy poco.

Algunas reflexiones y recomendaciones del texto que no necesitan de nuestra interpretación: “La responsabilidad política consiste en admitir los errores, formular los correctivos, ofrecer un curso de acción creíble y coherente y someterse al escrutinio y a la discusión desde todos los espacios posibles. Como tarea general, la MUD debe contribuir a generar estos espacios; los partidos políticos y el liderazgo deben transitar, a su vez, por un proceso de revisión crítica profundo y honesto que contribuya a restablecer la confianza en la posibilidad del cambio democrático, que en estos momentos está muy deteriorada; la estrategia debe dirigirse a construir una mayoría amplia y sólida a través de una política que la distinga de la del gobierno, que comunique un proyecto alternativo (…) Para cumplir con este cometido, se considerarán los medios electorales y los medios de resistencia civil pacífica; la MUD debe discutir si deja de comportarse como una coalición electoral para actuar también como una gran alianza estratégica y político-social en vinculación orgánica con la sociedad; la MUD debe ampliarse incorporando a diversos sectores sociales, en atención a su representatividad sin que dichas adiciones resientan la eficacia de la Mesa; la MUD no debe evadir el debate de ideas. Tiene que reforzar la identidad de su visión, tener audacia en sus propuestas e iniciativas, y contrastar con el gobierno para establecer una conexión entre el modelo y sus resultados; la MUD debe tener una estructura flexible y adaptable, que le permita responder de forma rápida y ajustarse a los diferentes escenarios políticos (…) para evitar la rutinización y que ésta caiga en la inercia”.

Tras la repentina muerte de Chávez, la oposición enfrentó a Nicolás Maduro y a la campaña más desigual de la era democrática venezolana. La derrota, esta vez por el 1% de los votos en un turbio contexto de negación de la auditoría electoral, dio paso a la desorientación de la MUD y al contraste de posiciones internas. Le siguieron elecciones regionales en las que el oficialismo se impuso, y elecciones municipales en las que la oposición logró ciudades capitales importantes pero el chavismo superó en número de votantes a nivel nacional. En este marco de desmotivación no faltaron quejas y reclamos de las bases de los partidos y de actores sociales que confrontaban al chavismo pero exigían una MUD más unida y eficiente. Así llegaron las parlamentarias de 2015. La alternativa obtuvo por primera vez el apoyo contundente de la mayoría del país. No obstante, al final del convulso 2016, terminó desajust      ándose nuevamente y recordó la necesidad de reorientar la estrategia, efectiva en la victoria de 2015, pero insuficiente para hacer frente al régimen chavista que ha liquidado, hasta nuevo aviso, el derecho al voto.

Inicia 2017 y la dirigencia de oposición habla al unísono de una reestructuración para que la MUD sea más eficaz en medio de la crisis económica, social y política más grave que ha vivido Venezuela. Abundan los comentarios, opiniones y tesis al respecto, sin embargo, el Informe Hospedales, una hoja de ruta redactada con el concierto de todos los sectores, ha quedado en el olvido.

***

Ángel Arellano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s